"Siempre ocurre algo, aunque sea desesperación"

sábado, 25 de junio de 2011

De Ángeles y Conurbanos

Ingeniero Budge es un paraíso (para sociólogos y etnólogos que resistan ver a pibes de 12 años tiroteándose con la policía, pibes que manejan fusiles tan diestramente como veteranos de las Spetsnaz) que nos brinda una Argentina potencia, potencia homicida de almas que cansadas de esperar deciden hacerle Fuck You al sistema y volver a un medievalismo con un mix de Mad Max al palo, al re palo.
Y en Ingeniero Budge comí la Sopa Paraguaya más rica que puedas imaginar lector, porque quien la preparaba vino aquí a hacer realidad sus sueños de una vida más justa, si es justo algo en el capitalismo (descreo totalmente de toda forma de justicia, es una ilusión diría Kierkegaard).
Ingeniero Budge le brindó a la Cocinera de Sopa Paraguaya fama, todos en el barrio conocen el Bar de La María, La Paraguaya, que cocina las mejores pizzas y las mejores Sopas Paraguayas (permítanme esta deliberada hipérbole) del mundo.
Conocí Ingeniero Budge de casualidad, ya que el Conurbano que manejo con la frialdad de un piloto de Formula 1 es el Conurbano Oeste.
El Conurbano Sur es otro mundo, un mundo misterioso; cada vez me toca hacer turismo por el Conurbano Sur lo disfruto como un nene de Belgrano Chico disfruta Disney, mi mente procesa imágenes y las guarda (porque no podés no guardar la imagen de un tipo pateando la puerta de una casa en Dock Sud y llevándose a las corridas un lavarropas)…
(Continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario