"Siempre ocurre algo, aunque sea desesperación"

martes, 13 de diciembre de 2011

Conocido

El tipo estaba tomando un café, leyendo el diario (en papel) en su mesa de siempre en el bar al que iba todas las mañanas a desayunar. Fumaba un cigarrillo y ojeaba su smartphone, compulsivamente.
- Me puedo sentar aquí señor? - le dijo un hombre muy mayor.
- Están TODAS las mesas vacías, justo acá? - le respondió ofuscado pero sin mirarlo.
- Preferiría aquí, tengo algo importante que decirle.
El hombre joven lo miró, el viejo estaba inmutable, no podía leer nada en ese rostro, pero le resultaba familiar.
- A ver... - contestó irónico el joven.
- Yo soy vos - le dijo el viejo.
- Como??????- el jovén se rió.
- Si, yo soy vos, y tengo que avisarte algo.
- Mire, puedo entender que esté solo, pero tengo unos minutos para terminar de leer el diario y desearía que me deje en paz, si no le molesta...
- Recordás cuando te enamoraste de Julia? tu profesora de matemáticas de tercer año?
El joven lo miró asombrado, nunca le había hablado a nadie de ese ínfimo detalle de su vida de adolescente.
- Que me tiene que decir?.
- Que vas a tener un problema serio, que María...
El joven le pidió que se callara, dejó el dinero del café en la mesa y salió del bar, cruzó la calle, lo atropelló un auto.
Alguien recogió un bastón en la calle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario